¿Brackets después de los 40 años?

brackets a los 45

INTRODUCCIÓN:

En la sociedad actual se ha impuesto un culto a la belleza y a la eterna juventud asociado al éxito social. El mercado laboral, es cada vez más competitivo y tener una buena salud y estética bucodental es imprescindible para tener éxito profesional.

Una sonrisa bonita y agradable ayuda a mejorar la autoestima, aumentando la confianza en uno mismo, mejorando en las relaciones con los demás y por supuesto influyendo en el ámbito laboral sin importar la edad que uno tenga.

Es un falso mito la creencia de que los adultos no se puedan realizar ortodoncia. Si la boca está sana, sin caries y con enfermedad periodontal tratada se puede realizar el movimiento de los dientes y sus efectos serán sólo beneficiosos para la salud y la estética.

¿PARA QUE SIRVEN LOS BRACKETS?

La ortodoncia es la rama de la odontología que trata las maloclusiones dentarias (oclusión dental defectuosa) Consiguiendo mejorar la eficacia masticatoria y a su vez, la estética por producirse el alineamiento de los dientes.

Estos problemas de mandíbula o alineación de los dientes pueden ser heredados, consecuencia de una lesión, de la pronta o tardía pérdida de dientes, o de chuparse el pulgar.. entre otras

¿Por qué someterse a un tratamiento de este tipo?

Muchas veces los adultos nos planteamos la idea equivocada de que ya hemos llegado tarde para someternos a un tratamiento de este tipo. Sin embargo, nunca es tarde para intentar tener una dentadura sana y bien colocada, que permita llevar a cabo el funcionamiento de la boca y de los dientes de manera fisiológicamente correcta.

La corrección de las malposiciones dentarias con ortodoncia para adultos no sólo va a mejorar la estética dental y de la sonrisa sino que también contribuye a mejorar la mordida y ayuda a tener una buena higiene oral, dándoles una vida mucho más larga y saludable a los dientes. No hay ninguna contraindicación en la realización de ortodoncia en adultos excepto la de tener la boca sana, sin caries y si has tenido enfermedad periodontal, que esté tratada y controlada.

La existencia de endodoncias, coronas, empastes o restauraciones en los dientes no suponen ningún problema a la hora de poder realizar ortodoncia en adultos.

Como promedio, un adulto, deberá permanecer con este tratamiento entre 18-24 meses. Sin embargo, el tiempo de tratamiento puede variar según el paciente y la dificultad del caso.

En todos los casos, una vez finalizado en tratamiento se tendrá que usar un retenedor para que se mantengan los resultados conseguidos.

 

Descripción: Ortodoncia en adultos. Ortodoncia en adultos.

¿Quién se pone ortodoncia a esta edad?

En general, podemos establecer cuatro grupos de pacientes que deciden tratarse en edad adulta:

— Los que no pudieron tratarse cuando eran más jóvenes y deciden hacerlo ahora, bien porque no le detectaron su problema o por falta de medios económicos

— Los que sienten la necesidad de tratamiento por los cambios naturales que se producen a lo largo de los años y que se aprecian en torno a esta edad en el cuerpo (cambios en la posición de los dientes y/o modificaciones de las encías que antes no existían)

— Aquellos que requieren de tratamientos restauradores (coronas y/o implantes) tras extracciones, fracturas desgastes o caries importantes a lo largo de la vida que no han sido sustituidos inmediatamente, donde el tratamiento previo de ortodoncia es a veces imprescindible para ser realizado o al menos muy recomendable para poder conseguir unos resultados óptimos tanto funcionales como estéticos.

— Pacientes que debido a enfermedad de las encías por la inflamación han visto cómo sus dientes se han desplazado, abriéndose frecuentemente espacios entre los dientes o «descolgándose» alguno de ellos.

En todos estos grupos, pero especialmente en este último, es necesario que antes de realizar cualquier movimiento dentario, haya sido eliminada toda la inflamación, tanto de encías como de dientes, y haya una buena salud bucal.

No solo por motivos únicamente estéticos

1.- Los dientes bien alineados facilitan el cepillado y por tanto reducen las probabilidades de aparición de caries y de enfermedades propias de las encías.

2.- Una mala distribución de los dientes puede provocar dolores de cabeza, de espalda y de cervicales. No olvidemos que una buena salud bucal se refleja en todo nuestro organismo. Muchos de nuestros pacientes a los que hemos implantando esta técnica, nos comentan que han notado mejoría en sus dolencias.

3.- Tanto el hueso como la encía van disminuyendo cuando no pueden cumplir su función. Es decir, cuando no hay dientes que sujetar, sea por piezas extraídas o por dientes mal colocados

que van dejando huecos. Todo esto se puede solucionar con un diagnóstico correcto y un buen tratamiento de ortodoncia.

4.- Algunos pacientes nos hablan sobre dificultades en el habla debido a la inadecuada alineación de sus dientes. Un buen ortodoncista que consiga ajustar y posicionar correctamente las piezas dentales conseguirá que su paciente perciba una mejora a la hora de hablar y expresarse.

5.- Mejora la mordida: una buena disposición de los dientes mejora la masticación, lo que mejora la digestión, y provoca un menor desgaste dentario.

 

Tratamientos de ortodoncia recomendados

No hay un tratamiento que sea mejor que otro, sino que cada uno tiene sus características que le hacen más adecuado a cada caso o a cada paciente según su edad, sus circunstancias o sus condiciones sociales y económicas.

El aparato es simplemente una herramienta de trabajo y no todas las herramientas sirven para hacer todo, por esto, en función de la necesidad de cada paciente se recomendará uno u otro.

La doctora divide los tratamientos para adultos en dos grandes grupos: los aparatos removibles (férulas o placas) y los aparatos fijos o brackets.

— Los aparatos removibles tienen la ventaja de que pueden ser retirados y colocados por el propio paciente, sin embargo, según explica la experta, para tener el efecto deseado deben ser llevados las 24 horas del día, y sólo quitarlos para comer.

Aunque son discretos a la vista, no son invisibles y requieren en algunos casos la colocación de pequeños aditamentos blancos fijos pegados sobre los dientes para realizar algunos movimientos.

— En los aparatos fijos o brackets la doctora distingue dos modalidades: en primer lugar los que van situados en la cara externa visible del diente o brackets vestibulares ( transparentes o

metálicos) y, en segundo, los que van por la parte interna o brackets linguales, que son los únicos aparatos totalmente invisibles durante todo el tratamiento.

 

CONCLUSIÓN:

El tratamiento de ortodoncia se puede realizar a cualquier edad, siempre y cuando el paciente tenga una buena salud oral.

Gracias a la ortodoncia mejoramos la oclusión, facilitamos la higiene oral y mejoramos la estética dental

Existen distintos tipos de ortodoncias desde la totalmente invisible hasta los brackets convencionales. La elección va a depender del diagnóstico y la anamnesis que se realiza en la primera visita entre el ortodoncista y el paciente

by moon